Lo primero que hay que dejar claro es que consultar a un profesional de la psicología no significa en absoluto que se esté
desequilibrado o se tenga un trastorno mental.
A veces, podemos vivir situaciones que nos desbordan, en las que sentimos que no tenemos capacidad para afrontarla,
o notamos un estado de ánimo y emocional de nerviosismo, pensamientos negativos, ansiedad, tristeza, ira, frustración, etc.
Si estos síntomas se mantienen en el tiempo o nos limitan en algún aspecto de nuestra vida, ya sea personal, laboral, familiar, etc.
es el momento de consultar con profesionales especializados para determinar la necesidad de realizar una psicoterapia.

Para eso no hay una respuesta exacta. Depende de la situación y de las características del problema que se esté abordando,
pero lo importante es que la persona o personas puedan ir sintiéndose mejor y actuar de forma más autónoma.
En cualquier caso, el enfoque que utilizamos es el de no alargar los tratamientos más allá de lo estrictamente necesario, planteando siempre
la intervención hacia el éxito de una psicoterapia lo más breve posible.

La duración de una sesión en Psicología suele estar entre los 45 y los 60 minutos aunque esto es siempre orientativo y puede haber algunas variaciones, ya que
las sesiones se adaptan a las necesidades de cada uno.

© Psicoin Psicologia // Diseñado por Condimentografico.com